La plataforma espera presentar 13 mil firmas y más de 400 alegaciones contra el proyecto comercial de Son Macià

abril 30, 2013
Miembros de la plataforma 'No volem polígon a Son Macià' registran algunas de las alegaciones en el Registro municipal

La plataforma ciudadana No queremos Polígono Son Macià se ha constituido recientemente como asociación vecinal para asegurar su representatividad y extiende su ámbito hasta la urbanización de Can Carbonell. Una entidad que, según explicaron en la última reunión celebrada el pasado lunes 29 de abril, “es complementaria a la Asociación de Vecinos Son Macià-Nova Cabana” pero su principal objetivo no es otro que “lograr que no se construya el polígono” previsto en la parcela SAU 5.2.

Su portavoz, José Echevarría, explicó además, que esta nueva asociación, ahora centrada en paralizar este proyecto, también velará por defender los intereses vecinales ante la construcción del futuro segundo cinturón y ante el que denominan como “muro de la vergüenza” de la calle Rosas, una pantalla acústica “que se ha hecho con escombros y de la que también vamos a solicitar toda la documentación para intentar que se haga en condiciones”, expresó.

En la reunión del lunes, además de dar cuenta de las últimas acciones llevadas a cabo, los integrantes de la AAVV No Volem Polígon a Son Macià explicaron a los asistentes los avances del equipo jurídico, que está estudiando todos los documentos e informes referentes a las Normas Subsidiarias (NN.SS) de Marratxí y al Pla Parcial SAU 5.2 y en los que “han encontrado discrepancias y creemos que han dado con el quid de la cuestión –expresó Echevarría- Tenemos que agradecer la labor que ha realizado este grupo de trabajo, que ha presentado unas alegaciones técnicas impecables y bien fundamentadas”.

El alcalde, Tomeu Oliver, confirmó en la reunión convocada con los vecinos el pasado día 11 de abril, que aunque ya había concluido el plazo de exposición pública del proyecto y el periodo de alegaciones, estudiarían todas y cada una de las propuestas recibidas por parte de los vecinos. Y la nueva asociación No volem Polígon ha redactado ya una serie de alegaciones al proyecto que esperan serán rubricadas por más de 400 vecinos y que ya han comenzado a hacer llegar al equipo de gobierno y técnicos municipales mediante Registro de entrada en el ayuntamiento.

Cambios de uso y dotación de servicios

El portavoz de la plataforma explicó que entre las ‘fisuras’ que ha encontrado el grupo jurídico en toda la documentación, se encuentran los cambios de uso que el Plan Parcial otorga al terreno y cuestiones relacionadas con la dotación de servicios de este nuevo equipamiento comercial.

“Todos los servicios proceden de las urbanizaciones de Son Macià, Nova Cabana y Can Carbonell… los vecinos hemos visto como instalaban tuberías que pensábamos que eran para mejorar los servicios de nuestras urbanizaciones, pero no, son para el polígono”, aseguró. Y añadió que “todos estos servicios, el agua, el gas, el teléfono, la luz… según nos explicaron en el Consell, tienen que ser independientes y tienen que ir a costa del propietario”.

El dilema de los accesos

En cuanto a los accesos, conviene recordar que el equipo de gobierno municipal se comprometió públicamente ante los vecinos que no se abriría la rotonda de entrada y salida a la urbanización y que sólo se podrá acceder a esta área a través de la circunvalación de la autopista. El grupo municipal del Partido Popular presentaba además en este último Pleno (celebrado el martes 30) una moción para garantizar este compromiso por parte de todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento a cumplir con este acuerdo.

A pesar de ello, el portavoz de la plataforma confirmó ante los más de cien vecinos que acudieron a esta última reunión, que “la documentación que tiene el ayuntamiento contempla dos accesos en superficie, uno por la calle Rosas y otra por el túnel de Can Carbonell”.

Echevarría recordó además que la información recibida en el Consell de Mallorca “dice que el polígono tiene que tener dos accesos, que uno no basta. El segundo cinturón aún no está hecho así que… ¿por dónde se accederá entonces?”, cuestionó.

Entre otras averiguaciones, la plataforma ha comprobado que el Colegio de Arquitectos de Baleares sí presentó alegaciones al proyecto, “algunas de las cuales han sido aprobadas”, aclaró. Y adelantó que tienen intención de celebrar una reunión con representantes de este Colegio “para unir esfuerzos y hacer más presión”.

También hablaron de los árboles de la parcela “que según el Plan Parcial, se tenían que haber trasplantado y los han talado”.

Hasta la fecha, la asociación ya ha recogido 9.000 firmas rechazando la construcción de un polígono en Son Macià. “Queremos superar las 13 mil firmas, porque serían superiores a los votos obtenidos por todos los grupos políticos del ayuntamiento” y volvió a pedir la colaboración de todos los presentes porque la intención es terminar con la recogida de firmas el próximo 14 de mayo.

Alegaciones al Plan Parcial SAU 5.2

El escrito de alegaciones que ya han firmado cientos de vecinos de las urbanizaciones de Son Macià, Nova Cabana y Can Carbonell, hace referencia a “ciertas discrepancias” en los usos señalados en la relación de suelos aptos para urbanizar.

En el documento se recuerda que en 1999, con la aprobación definitiva de las Normas Subsidiarias (NNSS) de Marratxí, el SAU 5.2 (antiguo Sector 1.4) se recalifica pasando de uso residencial a uso administrativo y de oficinas (Equipamientos).

“Pero en el artículo 85 de estas NNSS, en el que se clasifican los usos globales y detallados –señalan- el apartado de clasificación de Equipamientos comunitarios sólo incluye el uso administrativo-institucional y no el de oficinas (que queda incluido en el apartado Servicios)”.

En relación al Plan Parcial SAU 5.2 (aprobado inicialmente en noviembre de 2011 y provisionalmente el pasado mes de febrero) el documento presentado por la plataforma incide también en discrepancias encontradas en la memoria, “ya que en la documentación facilitada por el ayuntamiento aparecen dos memorias con sello de aprobación provisional y con distinta información”, alegan.

Al parecer, ambos documentos difieren en cuestiones como la edificabilidad que se le asigna a los servicios de interés público y social, o como el número de aparcamientos.   

Los vecinos argumentan que “sería necesario saber cuál es la memoria correcta puesto que no sería posible que en un mismo expediente existieran dos documentos con diferente contenido”.

En el apartado de zonificación, según el documento elaborado por la plataforma, ambas memorias coinciden pero discrepan con los usos clasificados en el artículo 85 de las NNSS. 

En la memoria se explica que las normas subsidiarias califican a este polígono como SAU (suelo apto para urbanizar) con el uso de Equipamientos, que según la misma normativa incluye, con limitaciones:  Talleres, uso Comercial, Administrativo, Espacios Públicos y Equipamientos de tipo socio-cultural, docente, asistencial, administrativo-institucional, deportivo, de seguridad, sanitario, religioso, comercial y recreativo. También contempla la instalación de Estaciones de Servicio, Telecomunicaciones, Aparcamientos y Espacio libre público. 

Y según el artículo 85 de las NNSS, los talleres entran en el sector Industrial (secundario) y la estaciones de servicio aparecen como uso Comercial (terciario) no como Equipamientos. Señalan asimismo que los usos comercial, administrativo y espacios públicos -si se refiere a establecimientos públicos- son considerados como Servicios (Terciario). Y que tampoco se consideran en dicha norma como Equipamientos las telecomunicaciones, los aparcamientos (Comunicaciones e Infraestructuras) ni el espacio libre público.

En cuanto a las características y condiciones de las infraestructuras, la plataforma alega que “se comprueba que todas las infraestructuras de abastecimiento de agua, saneamiento, pluviales, electricidad, gas y telefonía conectarán con las existentes en las urbanizaciones de Son Macià y Cas Carbonell”.  Y exponen que en los informes emitidos desde la Conselleria d’Agricultura, Medi Ambient i Territori, en 2012, ya se ponía de manifiesto que las NNSS de Marratxí no estaban adaptadas al Pla Territorial y “no se ha certificado la suficiencia de agua potable ni la capacidad de saneamiento en alta y depuración”.

Concluyen añadiendo que también se ha señalado en diferentes informes la falta de estudio de movilidad y de la afección que supondría a las urbanizaciones el incremento de tráfico.

Acceda aquí a todas las noticias relacionadas


Compartir noticia en redes sociales?
Facebook Twitter

2 comentarios

  1. PMi

    1 mayo, 2013 at 9:32

    Excelente artículo, lo explica muy claramente.

  2. Nomberone

    4 mayo, 2013 at 7:31

    Enhorabuena diario de marratxi. Hace mucho tiempo que no leia un articulo tan detallado y con una vision independiente de los hechos, limitandose unicamente a aportar datos contrastados por ambas partes. Para mi, honestamente creo que a esto se le llama periodismo de investigacion.

Escribe un comentario

(*Opina y comenta siempre desde el respeto. Sin insultos, ofensas, descalificaciones personales y/o injurias. www.diariodemarratxi.com se reserva el derecho a no publicar comentarios inapropiados, contrarios a las leyes o lesivos. )

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>