Alquilar un barco y disfrutar del mar

diciembre 14, 2017
Barcos 1

Si quieres vivir la experiencia de navegar en vacaciones o buscas una forma original de celebrar una fiesta, alquilar un barco es una gran alternativa.

Disfrutar del mar parece uno de esos placeres reservados para el verano. Y lo puede ser si nos referimos a lanzarnos al agua y tumbarnos al sol, algo que evidentemente es mejor a altas temperaturas. Sin embargo, hay otras maneras de vivir una experiencia acuática. Subir a un barco y navegar es espectacular, tanto si es una salida corta como si se organiza un viaje de varias etapas. Como evidentemente comprarse uno no está al alcance de cualquiera, la solución es recurrir al alquiler.

Veamos algunos consejos que te ayudarán a disfrutar del alquiler de barcos en Mallorca como opción.

Baleares, ideales en cualquier estación

Es posible que la idea de surcar el mar Caribe, el Báltico o algún otro lugar suene exótico y atractivo. Y sin duda lo es, aunque no se puede decir que en cualquier época del año se pueda navegar. Europa en el mar del Norte es cualquier cosa excepto una grata experiencia. Y el Caribe tiene su temporada, antes o después de la que ocupan las tormentas y los huracanes.

Sin embargo, las islas Baleares y el Mediterráneo en general tienen un clima bastante agradable todo el año. Claro que si estamos en verano notaremos más calor, pero en esta zona se pueden disfrutar días soleados en todas las estaciones. Sí que se puede navegar de enero a diciembre sin problemas. Al menos por el momento, porque sabemos que el cambio climático podría hacer que esto no fuera así dentro de unos años.

Al margen de esto, podemos preparar excursiones en barco Mallorca y vivir un fin de semana en pareja, una despedida de solteros o una celebración a bordo de una embarcación.

Tipos de barcos que se pueden alquilar

Si sois dos no es lo mismo que si vais a embarcaros en grupos de 20. Por ello, lo primero que tienes que pensar es en la cantidad de gente que formará parte del viaje. Y una vez hecho esto, mirar las distintas opciones que hay disponibles. Algunos barcos necesitan que los lleve alguien con licencia, mientras que para otros no es necesario.

Si son muchos los pasajeros que piensas reunir, la mejor opción es un catamarán. De hecho, este es el barco que más se utiliza para organizar fiestas en alta mar por su capacidad. Es un barco ancho, ligero y muy estable, más que otros modelos. Además, puede estar mucho más cerca de la orilla porque tiene un calado menor. Por eso, a veces se pueden ver estas embarcaciones en zonas de playa, a unos cuantos metros de distancia solamente en lugar de en un puerto.

Un tercer grupo de barcos son los veleros, que tienen ventajas como que no hay gasto de combustible. Además de la sensación de estar navegando como se hacía antes de que se inventaran los motores. Lo que sí se necesita es conocimiento al respecto, ya que manejar el viento no es tarea fácil. Aunque hay que reconocer que la experiencia es espectacular aunque no manejemos nosotros el barco.

Barco con o sin patrón

Una vez elegido el modelo, toca decidir si queremos ser nosotros o alguien de nuestro grupo quien se encargue de fijar el rumbo. Un patrón te permitirá olvidarte de todo, aunque evidentemente el precio del viaje será mayor, porque hay que pagarle por sus servicios. Pero la experiencia que tiene sobre la zona y cuáles son los mejores lugares para disfrutar bien pueden merecer la pena.

barcos

Si te decantas por llevar tú el timón, asegúrate de que cumples con las condiciones para hacerlo. Hay barcos que se llevan sin licencia, pero otros no se pueden sacar al mar sin un permiso específico. Si tú o alguno de tus compañeros no lo tiene, tendrás que contratar un capitán o elegir otra opción.

Revisa todo antes de salir

Un consejo de Bootscharter Mallorca cuando lo tengas todo casi listo. Si no llevas patrón que se encargue de hacer una revisión previa, tendrás que encargarte tú. Echa un vistazo a todos los elementos de navegación, como el cuadro de mandos y los sistemas electrónicos, así como el estado del ancla. También tienes que mirar que los documentos estén en vigor y no haya ningún permiso pasado de fecha, porque en cualquier momento te los puede solicitar la autoridad competente y tendrías un problema.

Si algo no está en condiciones, avisa para que se solucione y el problema quede reflejado en el libro de registro. Así, cuando se acabe tu viaje y devuelvas el barco, no habrá lugar para malos entendidos.

No cargues con demasiadas cosas

Un barco es como un coche. Si es algo más grande, se puede comparar con una furgoneta o una caravana. En su interior hay todo lo que puedes necesitar para disfrutar de tu viaje, pero cuentas con un espacio limitado. Así que no empieces a llevarte todo tipo de cosas “por si acaso”. Haz la maleta con lo esencial. Calzado y ropa cómodos, un bañador si piensas bañarte en el mar y una toalla. Cremas solas, pastillas contra el mareo y otras cosas así no están de más.

Si el viaje es de varios días, tendrás que llevar algo más, como ropa para cambiarte, champú y jabón o cepillo de dientes. Pero nada que no sea estrictamente necesario debería subir a bordo.

Con todo listo, prepárate para disfrutar de un viaje realmente emocionante. Sea que te alejes unas pocas millas de la costa o vayas a recorrer una distancia mayor, sentir que el mar es la superficie sobre la que pisas es algo espectacular.

Compartir noticia en redes sociales?
Facebook Twitter

Escribe un comentario

(*Opina y comenta siempre desde el respeto. Sin insultos, ofensas, descalificaciones personales y/o injurias. www.diariodemarratxi.com se reserva el derecho a no publicar comentarios inapropiados, contrarios a las leyes o lesivos. )

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>