Continúan las discrepancias entre los usuarios de las escoletes municipales y el Ayuntamiento

junio 19, 2020
ayuntamiento de marratxi

 

Entre otros, uno de los motivos que esgrime el Ayuntamiento para mantener cerradas las escoletes municipales, es que “el verano es el momento de más incertidumbre por la COVID-19 debido a la apertura de las islas a la llegada de turistas»

… Y las familias se preguntan: «Entonces, ¿se está priorizando el turismo a las necesidades de nuestros hijos?»

 

Representantes de las 25 familias que reclaman la reapertura de las escoletes municipales, las cuales el Ayuntamiento ha decidido mantener cerradas por motivos sanitarios, se reunieron este jueves 18 de junio con el equipo de la concejalía de Educación que dirige Aina Amengual para intentar llegar a un acuerdo.

Según la versión de las asistentes a dicha reunión a la que ha tenido acceso este diario, durante la misma Amengual ha insistido en la necesidad de su cierre en base a varios criterios, uno de ellos, es el informe emitido por la Asociación de Pediatría que hace referencia a lo conveniente de que los niños de 0 a 3 años tengan el mínimo número de contactos con personas fuera del núcleo familiar, otro de los motivos es que «el verano es el momento de más incertidumbre por la COVID-19 debido a la apertura de las islas a la llegada de turistas», además ha advertido que en el caso de un contagio de COVID-19, deberían confinarse todas las familias usuarias de la escoleta. Por último desde el Área de Educación afirman que en las instalaciones de las escoletes municipales no se pueden garantizar las distancias marcadas por el protocolo de la Conselleria de Educación.

Por su parte, las familias, aseguran que los motivos esgrimidos “son incoherentes, ya que precisamente no hay ningún estudio científico que haya demostrado que los niños sean supercontagiadores”. Además, añaden, “si el argumento de la concejala fuese cierto, no tendría sentido que muchos otros ayuntamientos, la propia Conselleria de Educación o las escoletes privadas, hayan abierto las puertas a los niños y niñas de 0 a 3 años. Esto también choca con la decisión del propio consistorio de realizar escuelas de verano para los niños 3 a 16 años”.

Lo que más les llama la atención, afirman los padres, “es que uno de los argumentos que da la regidora, sea la llegada de turistas a nuestras islas. Entonces, ¿se está priorizando el turismo a las necesidades de nuestros hijos?”, se preguntan.

Por otro lado, las familias dicen no entender como es posible que se ponga en duda las condiciones de las instalaciones y protocolos de las escoletas municipales, “si ahora no son aptas para la apertura, ¿lo serán en septiembre cuando empiece el nuevo curso?”.

En relación a las ayudas para la contratación de canguros que les ofrece la concejalía de Educación que se asegura llegarán hasta el 100% de su coste, las familias afectadas por el cierre de los centros de educación infantil municipales señalan que “la gran mayoría no podremos acceder a ellas porque los umbrales de renta de las bases las hacen inaccesibles para la mayoría de nosotros”. Para ello ponen un ejemplo: “una pareja con un hijo en la que uno de los dos cobre el salario medio (23.646,5€ al año) y el otro el SMI (13.300€) supera en 4.500€ el umbral marcado por el Ayuntamiento, y en este caso la cuantía máxima será de 1.000 euros”, y añaden, “teniendo en cuenta que el coste aproximado de una familia que necesite contratar un canguro durante todo el verano puede rondar entre 2.500 y 3.000 euros, más los impuestos derivados de la contratación de la persona o de la recepción de la subvención, esto puede derivar en un incremento entre dos y tres veces superior a lo que costaba la escoleta municipal o que tienen las escoletes privadas”.

“Otra cosa a tener en cuenta, es que las bases estipulan que los dos progenitores deben estar trabajando a jornada completa. Por lo que entendemos que, si alguno de los padres tiene un contrato a jornada parcial o un ERTE de reducción de jornada, ya no podrán acceder a la misma, aunque eso signifique que trabajan 5 o 6 horas ambos progenitores por la mañana”.

Por todo esto, siguen exigiendo que el Ayuntamiento las abra durante el verano “porque todos los argumentos esgrimidos para su cierre son argumentos erróneos por lo que impedirían también la vuelta en septiembre”.

Tal como pedían en la carta que las familias remitieron a este diario hace unos días, éstas continúan solicitando que el Ayuntamiento “no nos obligue a que nuestros hijos e hijas estén un total de 6 meses confinados en nuestras casas sin recibir su derecho a educación, forzándonos a contratar una escoleta privada, lo que provocaría que los niños de 2 a 3 años deban hacer 2 períodos de adaptación en 3 meses”.

Para finalizar solicitan que el Área de Educación se replantee las bases de la convocatoria de ayudas «para que aquellas familias que elijan esta manera de conciliación puedan acceder a las mismas sin ningún tipo de restricción».

 

 

Compartir noticia en redes sociales?
Facebook Twitter

Escribe un comentario

(*Opina y comenta siempre desde el respeto. Sin insultos, ofensas, descalificaciones personales y/o injurias. www.diariodemarratxi.com se reserva el derecho a no publicar comentarios inapropiados, contrarios a las leyes o lesivos. )

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>