Detienen en Palma a dos de los miembros de una red internacional de estafas ‘on line’

julio 10, 2013
La Guardia Civil ha encontrado 30 mil euros en efectivo, además de otros artículos de valor, en los registros domiciliarios

La Guardia Civil ha detenido a 10 personas, dos en Palma, pertenecientes a una organización internacional especializada en cometer estafas mediante el uso fraudulento de números de tarjetas bancarias para realizar compras en Internet, un delito que se conoce como ‘carding’.

Desde la organización se adquirían todo tipo de productos con los números de las tarjetas bancarias, tales como billetes de avión, artículos electrónicos y de telefonía móvil de última generación y, sobre todo, cupones de promoción de diferentes plataformas alojadas en sitios web, relativos a un amplio abanico de tipología como restauración, ocio, tratamientos médico estéticos… que luego eran vendidos a precios inferiores.

La operación “Proxy”, se inició en Mallorca el pasado mes de noviembre al detectarse por parte de los agentes que uno de los ahora detenidos había realizado vuelos por valor de 25.000 €.

En la operación, que continúa abierta, se han practicado dos detenciones en Palma y ocho en las localidades de Marbella y San Pedro de Alcántara (Málaga). Y no se descartan nuevas detenciones.

Asimismo, se han practicado cinco registros domiciliarios en la provincia de Málaga en los que se han intervenido, entre otro material, teléfonos móviles de alta gama, televisores, equipos de alta fidelidad, ordenadores, documentación y 30.000 euros en efectivo.

Modus operandi

Hasta el momento, se han identificado más de 700 operaciones fraudulentas en las que hay víctimas de varios países. Los investigadores creen que la organización lleva varios años cometiendo este tipo de estafas en todo el mundo, por lo que el valor de lo defraudado puede cifrarse en millones de euros.

Para cometer esta modalidad de estafa, miembros de la red, residentes en Rusia, Vietnam, Perú, Ecuador y Estados Unidos, conseguían las numeraciones mediante técnicas de ‘phising’ o ‘skimming’, por medio de ataques informáticos a empresas de comercio electrónico o a través de programas automáticos de generación de numeraciones.

El material adquirido era revendido a precios inferiores al valor de mercado y para ello se había instaurado una red de contactos que se asemejaba a una agencia de viajes. Algunos miembros se encargaban de captar clientes a los que se vendía billetes de avión o tren, a un precio inferior al de venta al público. Este tipo de transacciones se realizaban facilitando identidades y datos de contacto falsos.

La operación se ha llevado a cabo por el Grupo de Delitos Contra el Patrimonio de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Illes Balears, y ha contado con la colaboración de la Guardia Civil del Aeropuerto de Son Sant Joan y de diferentes unidades de Policía Judicial de la provincia de Málaga. De la misma forma se ha contado con la colaboración del departamento antifraude de una conocida compañía aérea.

Consejos de la Guardia Civil para evitar estafas ‘on line’

  • Introducir la dirección de la página web que vayamos a visitar en la barra de direcciones, para evitar los re-direccionamientos. Una dirección web con seguridad habilitada debe comenzar con https:// y aparecer un candado en la barra o abajo a la derecha en el monitor
  • No hacer caso de los enlaces que vienen en correos electrónicos. Las empresas responsables nunca piden datos confidenciales por mail. Aún cuando la dirección web parezca auténtica, pudiera hacer un redireccionamiento a páginas falsificadas.
  • Evite el SPAM (recibir correos masivos). Instale y mantenga actualizado su ordenador con herramientas de seguridad: Antivirus y Antispyware.
  • Nunca envíe información personal ni bancaria por correo electrónico. El correo electrónico no es el medio más seguro para enviar información confidencial.
  • Nunca desatienda su ordenador cuando esté realizando una transacción bancaria.
  • Cuando vaya a realizar algún tipo de operación bancaria o compra on line no use nunca redes inalámbricas públicas o de las que desconozca su seguridad.
  • En cualquier compra, guarde siempre la página de confirmación del pedido imprima la pantalla o guarde la ventana de confirmación de haber realizado la compra.

Algunos tipos de estafas por Internet

Timos de compra online: Una página web anuncia un coche de alta gama. El vendedor afirma que no puede realizar la transacción porque normalmente no está en el país pero ofrece que un conocido suyo traslade el vehículo previo pago de dinero. El coche no existe y no se entregará nunca. La misma estafa puede tener por objeto cualquier bien o servicio (no necesariamente vehículos).

Fraudes de tarjeta de crédito: Consiste en crear sitios web, aparentemente auténticos, de venta de bienes inexistentes o de valor inferior al real, de entradas de conciertos falsas, espectáculos, eventos deportivos (por ejemplo, en 2008, a través de una página web aparentemente legítima se estafaron más de 50 millones de dólares en entradas falsas para las Olimpiadas de Beijing). El pago se realiza mediante tarjeta de crédito.

Phishing: Normalmente se realiza a través del correo electrónico, servicios de mensajería instantánea o por teléfono. Intentan obtener datos sensibles de la víctima, no sólo de tarjeta de crédito sino también claves y nombres de usuario para suplantar su identidad en entidades de crédito y tener acceso a cuentas de correo legítimas desde las que continuar la estafa. Normalmente el funcionamiento consiste en el envío masivo de correos electrónicos (Spam) simulando proceder de una entidad bancaria o de pago por Internet utilizando muchas veces sus logotipos o gráficos originales, y solicitando verificar o confirmar la información de la cuenta de que se dispone en esa entidad.

Pharming: Es una variante del anterior; los timadores buscan vulnerabilidades informáticas en sitios web auténticos para poder direccionar las visitas que se realizan a éstos hacia sus propias páginas web desde las que obtienen la información de las víctimas.

Skimming: Consiste en el clonado o copiado de la banda magnética de una tarjeta de crédito.

Carding: Uso ilegítimo de tarjetas de crédito que pertenecen a otras personas con el fin de realizar compras.

Trashing: Consiste en rastrear papeleras en busca de información de usuarios que tiran recibos bancarios o de compras realizadas en comercios

Compartir noticia en redes sociales?
Facebook Twitter

Escribe un comentario

(*Opina y comenta siempre desde el respeto. Sin insultos, ofensas, descalificaciones personales y/o injurias. www.diariodemarratxi.com se reserva el derecho a no publicar comentarios inapropiados, contrarios a las leyes o lesivos. )

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>