El Club Veterans Cars de Marratxí vuelve a dejar huella a su paso por Llubí

abril 15, 2013
Los conductores mostraron sus habilidades al volante.

El Club Veterans Cars Marratxí celebró el pasado domingo en Llubí una concentración de coches antiguos en la que conductores y acompañantes participaron en un rally de regularidad dónde se medía la habilidad al volante y el tiempo de ejecución.

Una veintena de coches participaron en la prueba, que dio comienzo a las 10 de la mañana, cumpliendo con un recorrido cronometrado y acompañados siempre por un público entregado que disfrutó con el sonido de estos motores históricos y con la belleza y buen estado de conservación de todos los vehículos.

Tras la carrera, los participantes iniciaron una excursión a s’Ermita, haciendo sonar sus bocinas a su paso por el pueblo de Llubí. Después esperaba una gran comida de compañerismo para todos los participantes y asistentes, en la que se dieron los trofeos a los ganadores.

Los 61 asociados actuales del Club Veterans Cars, de diversos municipios de Mallorca, participan activamente en las concentraciones que propone la entidad cada mes.

Estas salidas suponen un punto de encuentro para estos apasionados de los coches históricos, que realmente hacen gala de formar parte de un club en el que unos a otros se necesitan, se ayudan, intercambian piezas, herramientas, conocimientos… y comparten un hobby minoritario que les obliga a estar en contacto con mecánicos especializados y con proveedores de todo el mundo.

Muchos de ellos, si no la mayoría, se definen como “manitas”, porque no les queda más remedio que tener habilidad y conocimientos para reparar y mantener determinadas piezas de sus vehículos.

Son expertos en encontrar por Internet las piezas que necesitan, las que ya no se fabrican y no se encuentran aquí. Y cuando no encuentran lo que buscan, se lo fabrican de forma casi artesanal. Comentan que la mecánica de estos coches es sencilla, “es todo manual”, aclaran. Y reconocen que una de las cosas más complicadas es mantener la chapa y repararla respetando la forma original. Tampoco es fácil encontrar la pintura…

Dentro del club, los coches se clasifican en distintas categorías según su antigüedad y se requiere un mínimo de 25 años a los vehículos para poder pasar a formar parte de esta gran familia.

Entre los modelos que lucen orgullosos sus propietarios hay un Cïtroen de 1924, un Dodge de 1925, un Ford del 27… Todos en perfecto estado de conservación, con sus carrocerías brillantes e impecables, y sus interiores como si no hubiera pasado el tiempo por ellos.

El Club renueva su junta directiva

Recientemente, el Club Veterans Cars ha renovado su junta directiva. El fundador del club, Jorge Vilaret, tras una década al frente, ha querido pasar el testigo a otros miembros de la entidad.

Así, el nuevo presidente, desde hace escasos días, es Francisco Terrasa. Jorge Vilaret ocupa la vicepresidencia y el cargo de presidente honorífico.

La secretaria del club es Maria Antònia Mas y el tesorero, Joan MoreyLas vocalías las ocupan Tomeu Bennassar, Tófol Moranta, Pep Labá, Maria Oliver, Antoni Crespí y Antoni Rotger

         

 

    

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir noticia en redes sociales?
Facebook Twitter

Escribe un comentario

(*Opina y comenta siempre desde el respeto. Sin insultos, ofensas, descalificaciones personales y/o injurias. www.diariodemarratxi.com se reserva el derecho a no publicar comentarios inapropiados, contrarios a las leyes o lesivos. )

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>