‘Thelma y Louise’ inaugura el ciclo de clásicos modernos de CineCiutat

octubre 11, 2015
thelmaandlouise

La ‘road movie’ en clave feminista ‘Thelma y Louise’, dirigida por Ridley Scott en 1991, abre este domingo 11 de octubre el ciclo sobre ‘clásicos modernos’ que CineCiutat, a través de la comisión Cinefilms, proyectará a lo largo del último trimestre del año.

El ciclo va a proyectar seis títulos, entre los meses de octubre y diciembre, todos ellos producciones realizadas en los años 70, 80 y 90 y que, a raíz de su éxito popular y su calidad cinematográfica, han marcado la evolución del séptimo arte de los últimos tres decenios.

Las películas pueden verse en versión original subtitulada y con precios más económicos para los socios de CineCiutat y tendrán lugar los domingos del 11 de octubre al 27 de diciembre, fecha en la que se pondrá punto y final al ciclo con un título claramente identificado con las fiestas de Navidad, como es ‘Gremlins’, que Joe Dante dirigió en 1984.

Entre la primera y la última proyección, los espectadores de CineCiutat tendrán la oportunidad de recordar títulos tan emblemáticos como ‘Todo lo que Usted siempre quis saber sobre el sexo pero nunca se atrevíamos a preguntar’ (‘Everything You Always Wanted to Know About sex ‘, de Woody Allen, 1972), prevista para el 25 de octubre; ‘Bagdad Cafe’ (‘Out of Rosenheim, de Percy Adlon, 1987), el 8 de noviembre; ‘Fiebre del sábado noche’ (‘Saturday night fever’, de John Badham, 1977), el 29 de noviembre; y ‘El cartero siempre llama dos veces’ (‘The Postman Always Rings Twice’, de Bob Rafelson, 1981)), el 13 de diciembre.

Los títulos seleccionados, a pesar de la diversidad de géneros y estilos, comparten la calidad de atraer la atención del espectador desde el primer fotograma. Posiblemente por eso consiguieron grandes éxitos de taquilla durante su estreno, y aún ahora siguen siendo un referente para el público cinéfilo, así como creaciones del todo recomendables para las nuevas generaciones de espectadores.

Los títulos del nuevo ciclo de Cinefilms

Thelma y Louise

En el caso de ‘Thelma y Louise’, descubrimos un Ridley Scott muy alejado de los planteamientos futuristas de ‘Blade Runner’ y ‘Alien’, que también ocupan un lugar de honor en su filmografía.

La película narra las peripecias de dos amigas, interpretadas magistralmente por Susan Sarandon y Geena Davis, que emprenden una especie de viaje iniciático (de madurez, pero iniciático en más de un sentido) a través de las carreteras de Estados Unidos.

En realidad, el fin de semana ‘loco’ de las protagonistas representa, en cierto modo, una escapatoria de sus grandes adversarios, los hombres. Pero, desgraciadamente, se darán cuenta que los hombres que les esperan no son mucho mejores que los que pretenden dejar atrás.

Acompañando Sarandon y Davis, un elenco de intérpretes masculinos verdaderamente excepcional, como el gran Harvey Keitel, el ‘gang band Michael Madsen (conocido por la terrible escena de la oreja cortada al Reservoir Dogs’ de Tarantino), y un casi adolescente Brad Pitt, que impresionó al público con su torso desnudo mientras juega en la cama con la ingenua Thelma.

No hay que dejar de lado tampoco la aparición de Stephen Tobolowsky en el papel del jefe del FBI que trata de dar caza a las dos mujeres fugitivas. Aunque no muy conocido por el gran público, Tobolowsky es uno de los secundarios imprescindibles del cine moderno, capaz de hacer grande cada uno de los papeles que interpreta.

Todo lo que Usted siempre quis saber sobre el sexo pero nunca se atrevíamos a preguntar

Mucho se ha escrito sobre Woody Allen, sin duda uno de los grandes genios cinematográficos de los últimos decenios.

Director, actor, productor y guionista, este Orson Welles ‘de nuestros días ha sabido evolucionar, con inteligencia y habilidad, desde sus primeras películas cien por cien cómicas hasta las creaciones más intimistas e incluso dramáticas.

Ahora que ha llegado a las pantallas de Mallorca su último trabajo, ‘Irrational man’, parece el mejor momento para revisar uno de los títulos que marcaron la primera etapa de Allen como cineasta dotado de un humor personal, a veces irreverente, y siempre imaginativo y original.

Los espectadores de CineCiutat lo podrán comprobar con ‘Todo lo que Usted siempre quis saber sobre el sexo pero nunca se atrevíamos a preguntar’, donde Allen llega a interpretar hasta cuatro personajes, uno de ellos un travieso espermatozoide.

A su lado, actores tan reconocidos como Gene Wilder, Burt Reynolds, Tony Randall (el enamorado eterno de Doris Day, a pesar de ella siempre acababa prefiriendo Rock Hudson), John Carradine y Lou Jacobi (el inolvidable ‘Moustache’ del clásico de Billy Wilder ‘Irma la dulce’).

Bagdad Café

Sobre ‘Bagdad Café’ se han elaborado numerosas teorías, pero, sorprendentemente, más que en sus indudables virtudes cinematográficas, se ha profundizado en su mensaje de ‘psicología grupal’ que determinadas escuelas teóricas relacionadas con las terapias modernas han relacionado con la potenciación de la dinámica de conjunto como base para crear nuevos modelos de convivencia.

Más allá de estas disquisiciones, la cinta de Percy Adlon es una película de gran belleza estética que, tal vez, con el tiempo ha perdido cierta vigencia y que, precisamente por este motivo, precisa ser revisada y reivindicada.

El veterano Jack Palance es el integrante más conocido de un ‘cast’ diverso y heterogéneo que da vida a una historia básicamente coral. Junto con Palance, cabe destacar la presencia de CCH Pounder y la alemana Marianne Sägebrecht, que pocos años después trataría, infructuosamente, de evitar que el matrimonio Rose, formado por Kathleen Turner y Michael Douglas, pusiera un cruento punto y final a la su particular guerra.

Fiebre del sábado noche

Pantalones campana, música estridente, cabellos con mucha gomina, discotecas de barrio … Estos y otros elementos caracterizaron la cultura juvenil de finales de los 70, magníficamente recogida en una de las películas con más éxito comercial de todos los tiempos y que marcó toda una generación a base de bailes imposibles.

‘Fiebre del sábado noche’ representó no sólo la salida del armario (desde el punto de vista cinematográfico, quedando excluidas, en este caso, otras interpretaciones) de John Travolta, sino que, casi cuarenta años después de su estreno, sigue manteniendo plenamente su condición de retrato de una juventud sin expectativas que encuentra en las fiestas discotequeras del sábado tarde la respuesta, o quizás la evasión, a las incógnitas vitales y humanas que plantea su presente de niños pobres de un barrio humilde de Nueva York.

La pareja cinematográfica de Travolta en este título dirigido por John Badham, Karen Lynn-Gorney, no consiguió, ni mucho menos, la relevancia de su ‘partenaire’ ni tampoco la que un año más tiempo acompañaría la actuación de Olivia Newton -John al otro vehículo ‘Travolta’ del decenio, ‘Greese’. En cambio, su personaje, aunque moderación y sensatez, ofrece un estimulante, inteligente y atractivo contraste con la inmadurez de sus compañeros masculinos, con Travolta a la cabeza.

El cartero siempre llama dos veces

La película ‘El cartero siempre llama dos veces’, que Bob Rafelson dirigió en 1981, es, en realidad, una versión modernizada de la cinta del mismo título firmada por Tay Garnett en 1946, con Lana Turner y John Garfield avanzando los papeles que 35 años más tarde recaerían en Jessica Lange y Jack Nicholson.

Pocas veces en la historia del cine un ‘remake’ ha conseguido superar en éxito y reconocimiento su precedente, pero sin duda Rafelson se apuntó este mérito sabiendo sacar el máximo provecho de dos actores en estado de gracia que se han ganado el derecho ser recordados como los genuinos Cora y Frank, dos amantes clandestinos que conforman los tórridos ejes de un triángulo inevitablemente trágico.

La escena de la mesa de la cocina, donde Cora y Frank hacen algo más que degustar alimentos, ya forma parte, para siempre, de los iconos cinematográficas imperdurables.

Gremlins

El ciclo terminará, coincidiendo con el momento neurálgico de las fiestas de Navidad y fin de año, con la proyección de ‘Gremlins’, estos pequeños demonios sanguinarios que, en cierto modo, representan la doble cara de la naturaleza humana: blancos por fuera , negros por dentro. Todo depende de si nos cae agua encima, y ​​de si comemos a horas poco aconsejables.

La metáfora según la cual nadie es lo que parece exteriormente, y que la conducta civilizada se encuentra en situación permanentemente vulnerable, se sirve en este título de Joe Dante en forma de cuenta infantil relleno de terror y diversión a partes iguales.

Capaz de seducir al público infantil y también el maduro, ‘Gremlins’ representa la excusa perfecta para llevar a los hijos al cine durante las semanas de Navidad, porque si bien es verdad que los niños reirán y se divertirán como nunca, también lo es que sus padres y madres no se quedarán atrás.

Compartir noticia en redes sociales?
Facebook Twitter

Escribe un comentario

(*Opina y comenta siempre desde el respeto. Sin insultos, ofensas, descalificaciones personales y/o injurias. www.diariodemarratxi.com se reserva el derecho a no publicar comentarios inapropiados, contrarios a las leyes o lesivos. )

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>