“El problema de las colonias de gatos no se soluciona por falta de voluntad política”

agosto 4, 2017
Cabecera Entrevista Gatos

“Las colonias de gatos callejeros son, en gran parte, descendencia de los gatos y gatas de particulares, y si no se incrementara su población sistemáticamente una colonia callejera desaparecería en 6 o 7 años, que es la media de vida de un gato callejero”.

De un tiempo a esta parte hemos visto un incremento en las denuncias y comentarios que recibimos en nuestra sección ‘Fotoqueja’ que hacen referencia a las colonias autorizadas de gatos y las molestias, que para algunos, supone su presencia. En ellos hemos podido apreciar cierta animadversión, no solo hacia la existencia de las colonias de gatos, sino hacia las personas que voluntariamente dedican su tiempo a mantenerlas controladas.

Ante esta situación, a DiariodeMarratxí.com le ha parecido justo dar voz a este colectivo de ciudadanos y ciudadanas para que tengan la posibilidad de expresarse y explicar las necesidades y problemas con que se encuentran a la hora de desarrollar su labor y las soluciones que proponen.

María AntoniaHemos conseguido reunirnos con los responsables de cuatro colonias controladas de nuestro municipio, todos ellos miembros de la Asociación Moixets de Marratxí, estos son: Yolanda y Oscar, que se ocupan de la colonia de Sant Marçal, con 12 gatos, Dita, una vecina que se ocupa de la colonia que hay en el Parc Mediterrani, en Nova Cabana, que cuenta con 60 gatos, María Antonia que controla la de Cas Capità, con 48 y Olga, que se cuida de la colonia de 14 gatos que hay en Els Caülls.

Tras la pertinente presentación, Yolanda es la primera en empezar: “queremos hacer entender a los ciudadanos que el problema de los gatos no es culpa de nosotros, es consecuencia de la irresponsabilidad de la gente que tiene gatos y luego no sabe que hacer con ellos”, Óscar añade “es importante que los vecinos tomen conciencia de que a los gatos confinados y sobre todo los que tienen acceso al exterior, también hay que castrarlos para evitar la reproducción incontrolada”. Los cinco coinciden en que éste es el origen del problema. Hay que tener en cuenta, nos explican, “ que las colonias de gatos son la descendencia de los gatos y gatas de particulares, y que si no se incrementara su población sistemáticamente, una colonia desaparecería en 6 o 7 años, que es lo que vive un gato”.

DitaPara que entendamos un poco la problemática de las colonias controladas, conviene saber que hay tres tipos, las asociadas, las que no están asociadas pero cuentan con la autorización del Ayuntamiento y las no autorizadas pendientes de autorización, dicen, que desde hace más de dos años. Oscar nos explica que dentro de cada colonia hay muchos perfiles de gatos, los que residen en la colonia, los que la gente abandona y los que están “de paso”, que suelen ser de particulares, la mayoría sin castrar. “Como verás hay muchos ‘inputs’ que dificultan el control. Todo pasa por esterilizar”.

Dita, la responsable de la colonia del Parc Mediterrani interviene para puntualizar “la gente que abandona a su gato se piensa que se adaptará rápido a la colonia, pero no es así, hay que tener en cuenta que los demás lo rechazan”, continúa, “yo tengo un caso de un gato que han abandonado hace casi un mes y desde entonces está subido a un árbol porque los demás no lo aceptan”, Mª Antonia añade, “los gatos abandonados en una colonia lo pasan muy mal, son rechazados, no conocen la zona, ni están acostumbrados al tráfico como los que residen en la colonia, que conocen hasta las piedras que hay en el parque, son los primeros que caen, normalmente atropellados”.

OlgaEn referencia a las colonias pendientes de autorización municipal, Olga nos dice que no lo están “por falta de voluntad y hablar claro, porque si nos dijeran las cosas que no están correctas, que nos sienten y nos lo digan, negociemos, lo que pasa es que no hay diálogo con el Ayuntamiento”. En un momento de la conversación ha salido el tema del ‘chip’, una de las medidas que la Asociación Moixets de Marratxí propone y que se está aplicando en muchas ciudades de España, creen que habría que endurecer un poco las ordenanzas municipales, “porque un gato sin ‘chipar’ y sin castrar es un problema”.

Le pedimos como son las relaciones con el Ayuntamiento, Oscar nos dice, “sabemos que somos ‘un marrón’ para ellos, pero es un marrón que no quieren coger por los cuernos, prefieren dejar pasar los cuatro años y así vamos”, Olga interviene, “al Ayuntamiento cada día le quitamos ‘marrones’ y encima no nos quieren escuchar, tienen mucha suerte, en ningún sitio tienen el voluntariado que tiene Marratxí, con gente que trabaja y tiene hijos, y aún así se quita tiempo para atender a las colonias”. Quieren dejar claro que absolutamente todos los gastos de castración, alimentación (pienso), etc…, corren a cargo de los responsables de las colonias.

Mª Antonia cuenta la forma de trabajar que tiene la asociación, “nosotros utilizamos un método que se denomina CES (capturar, esterilizar y soltar), en cambio la solución que da el área de Medi Ambient del Ayuntamiento es que el Oscarvecino que tenga problemas con gatos vaya a Medi Ambient que le darán una jaula para que se encargue el ciudadano de cogerlos, y posteriormente, a cargo del consistorio, serán enviados a Natura Parc”. Pero aseguran que el problema que surge en dicho centro de animales es que da un plazo de 15 días para su adopción, plazo imposible de cumplir en el caso de adopción de gatos, y que transcurridos los cuales se puede proceder a su sacrificio, “con el consiguiente gasto de dinero público que acarrean los 15 días de manutención, el sacrificio y la posterior incineración”.

Preguntamos si saben el coste anual que tiene para el Ayuntamiento el servicio que presta Natura Parc, a lo que nos responden que no, que lo han pedido en varias ocasiones, “incluso haciendo una instancia”, y nunca, aseguran, han obtenido respuesta.

Olga vuelve a incidir en la falta de comunicación con el Ayuntamiento “día 13 de junio el Ayuntamiento celebró el Día del Medio Ambiente, y nosotros, siendo, seguro, la única Asociación que tiene el área de Medi Ambient, no fuimos invitados”, Mª Antonia apunta “y además somos la única asociación que no tiene local para guardar jaulas, comida, etc…, por cierto, Yolandacorre un bulo por Marratxí sobre que el Ayuntamiento nos ha concedido una subvención de 3.000€ y no es verdad, es de 1.500 y corresponde a 2016 y además como tienen de plazo hasta diciembre aún no la hemos cobrado”. Para que tengamos una idea de los gastos, Mª Antonia cuenta que este año han sido atropellados dos gatos, y solo estas intervenciones ya han costado 1.200€, “no los podemos dejar malheridos”, puntualiza.

Quieren destacar y agradecer la ayuda y colaboración que reciben de algunos veterinarios del municipio, “por ejemplo, tenemos a Isa de Cas Capità que nos castra a los gatos a precio reducido como asociación, tenemos a Ana de Pòrtol, que de vez en cuando nos castra gatos sin cobrarnos y la ayuda desinteresada del Hospital Veterinario Aragón.

Un tema que les gustaría que los ciudadanos entendieran, es que gracias al voluntariado que controla las colonias, hay muchos menos gatos por las calles del municipio de los que debería haber, hay que tener en cuenta que si todos los gatos estuvieran sin control, asilvestrados y sin castrar se reproducirían, lógicamente, en mayor número.

Durante la conversación es inevitable hacer incisos haciendo referencia, otra vez, al Ayuntamiento, en este caso Oscar apunta, “aquí lo que hay es un olvido institucional por diferentes motivos, uno de ellos es la presión vecinal, saben que si colaboran con nosotros un sector de la población se lo recriminará. Las subvenciones son testimoniales, es verdad que es un momento económicamente complicado, pero hay otras maneras de ayudar, como sentir que tienes el respaldo del Colonia de Gatos 1Ayuntamiento”, apuntilla Mª Antonia, “por lo menos sentirnos asociación”. Oscar piensa que el consistorio debería hablar claro “que digan que no pueden darnos más dinero, pero que sí pueden colaborar con nosotros apoyando campañas conjuntas de concienciación, en la calle, en asociaciones de vecinos, incluso en las escuelas, para empezar la concienciación desde la base”.

Oscar añade, “sabemos que hay detractores de las colonias de gatos, pero si se les informase bien, a lo mejor no compartirían nuestro punto de vista, pero por lo menos lo entenderían”.

Colonias de gatos 2Para finalizar Olga nos cuenta algo que quiere que sepamos, “llegamos a fotocopiar del BOIB las ordenanzas que están en funcionamiento en Esporles y Bunyola y se las pusimos sobre la mesa a la regidora de Medi Ambient y a su técnico, y les dijimos que a pesar que las ordenanzas de estos dos municipios ‘estaban medio bien’, serían mejor que las nuestras que están obsoletas. Porque se ha de comenzar por un cambio de la ordenanza y hablando. Lo único que pedimos es colaboración y diálogo con el Ayuntamiento”.

Al despedirnos me comentan, “como habrás visto, no somos, como se piensan muchos, viejos o viejas locas que no tienen nada más que hacer en todo el día que dar de comer a los gatos, la mayoría somos gente con carrera, con su trabajo, su familia y sus hijos, que nos quitamos algo de nuestro tiempo y dinero para desarrollar una labor que alguien tiene que hacer”.

DATOS DE INTERÉS: La Associació Colònies Moixets de Marratxí, nace en 2014. Está formada por voluntarios y colaboradores.

En 2016 se rescataron de la calle 107 gatos, se esterilizaron 54, se les dio tratamiento antibiótico a 37 y se les dio tratamiento de desparasitación interna a 58, (estos gatos son de las colonias autorizadas por el Ajuntament de Marratxí).

En total se calcula que en nuestro municipio tiene entre 25 y 30 colonias controladas, 8 de ellas asociadas a Moixets de Marratxí. En ellas, de una manera u otra, colaboran alrededor de 60 a 70 personas.

 

Compartir noticia en redes sociales?
Facebook Twitter

5 comentarios

  1. Rafi

    4 agosto, 2017 at 19:34

    Si no me equivoco,en Israel los gatos callejeros son alimentados en los portales de las casas y se les proporciona en los mismos cobijo,parece ser que de esa manera controlan las poblaciones de ratas.A los turistas les parece algo curioso y les hacen fotos. Desearía que no hubiera gatos callejeros,no porque me molesten…si no porque significaría que hemos llegado a ser más cívicos!

  2. silvia

    5 agosto, 2017 at 22:17

    En la colonia de gatos del parque Mediterraneo no hay 60… hay casi 100, eso lo primero, y lo segundo, es que estan utilizando los jardines privados como arenero… y ya ni hablemos del parque infantil… mi hijo estuvo con una bacteria por culpa de jugar en un parque infantil, Así que poe favor no me hagan reir…

  3. Maria Antònia

    6 agosto, 2017 at 9:50

    Bon Dia.
    Al Parc Mediterrani hi ha uns 60 moixets. Hi ha 1 moixeta que no poden caçar i està sempre embarassada, però quan els bebés ja tenen 3 o 4 setmanes, rescatam els bebes i surten en adopció. Si no fos pels moixos dels veinats, els abandonats, aquesta colònia estaria totalment controlada.
    Si van a les cases, hi ha mètodes per evitar que entrin els animals del carrer, tant oixos, com rates i altres animals
    Els parcs infantils són visitats per molts de “bitxos”, so tan sols moixos… Parlam de cans que van amollats pel parc? i que consti que puc entendre que la gent necessiti duu els cans sense fermar, però estam un poc cansats de que tota la cupa sigui sempre dels moixets del carrer….just els del carrer, no els dels veinats!

  4. Rosa

    7 agosto, 2017 at 8:52

    Para los que están en contra de las colonias: si se acaba con los gatos, nos comerán las ratas y las cucarachas. Yo tengo una gatita y está castrada y chipada, si todo el mundo hiciera lo mismo, no habría tantos gatos callejeros y no veo justo que cada vecino ponga las jaulas que quiera y se lleven gatos a Natura, donde acabarán sacrificados. Sería más positivo que el Ayuntamiento ayudara a castrar en lugar de pagar un dineral a Natura por llevárselos y matarlos. Y si se llevan algún gato que, como la mia, está castrado y chipado? A pagar por sacarlo de allí teniéndolo todo legal. Lo dicho: sin gatos nos comerán las ratas.

  5. Maria Astrid

    17 agosto, 2017 at 20:23

    Lo que no entiendo , Esque todavía se critique a la jente que dedica su tiempo y recursos en las colonias.
    Yo creo yo que no hacen ningún daño a nadie.
    Y si un bien a la comunidad , tendríamos que cojer ejem los demas

Escribe un comentario

(*Opina y comenta siempre desde el respeto. Sin insultos, ofensas, descalificaciones personales y/o injurias. www.diariodemarratxi.com se reserva el derecho a no publicar comentarios inapropiados, contrarios a las leyes o lesivos. )

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>