viernes, octubre 22, 2021
spot_imgspot_img
InicioMALLORCAMANACOREl punto verde de Porto Cristo cierra el próximo 1 de Noviembre

El punto verde de Porto Cristo cierra el próximo 1 de Noviembre

El Ayuntamiento de Manacor busca una nueva ubicación que permita regularizar la situación de la instalación y poder garantizar la calidad ambiental del servicio
El Punto verde de Porto Cristo cerrará sus puertas el próximo 1 de noviembre. El Ayuntamiento de Manacor ha tomado esta decisión porque no puede garantizar que se cumplan los estándares ambientales que corresponderían a una instalación de estas características y tampoco puede hacer las inversiones necesarias para regularizar su situación. Lo que lo imposibilita es la situación urbanística del Punto verde y la falta de alternativas. «La falta de planificación urbanística nos condena a tener que cerrar el Punto verde de Porto Cristo», aseguró el delegado de Medio Ambiente, Sebastián Llodrà, que ha recordado que el Plan General no contempla esta instalación en Porto Cristo, ni tan sólo los terrenos donde actualmente está situado

El Punto verde de Porto Cristo hace once años que se ubicó de manera provisional a unos terrenos urbanizables de propiedad privada colindantes con el polideportivo del IES Porto Cristo, mientras se hacían las obras de reforma de la plaza del Sol y de la Luna , que era donde hasta entonces había una pequeña recogida. El Punto verde, nunca volvió a su ubicación original, once años después continúa en la parcela de al lado del instituto de Secundaria. Durante estos años no ha habido ninguna clase de convenio formal ni documento que acredite esta cesión entre la propiedad y el Ayuntamiento de Manacor lo que imposibilita que se pueda autorizar ninguna clase de gasto en estos terrenos para mejorar su situación. «El Punto verde ha estado los últimos once años sin ningún papel, cero, ni un convenio ni un contrato», explicó Llodrà. La falta de formalización de la situación con la propiedad privada imposibilita que el Ayuntamiento pueda hacer ninguna de las inversiones necesarias para dar respuesta a las denuncias de particulares que han motivado la apertura de expedientes por parte del Seprona y de los Agentes de Medio ambiente y que principalmente deberían consistir en el cerrado de la instalación con el objetivo de evitar que pueda entrar gente a desmontar electrodomésticos o dejar escombros, así como la pavimentación de la zona para evitar filtraciones al subsuelo. «Necesitamos poder dar respuesta ambiental en esta situación, pero sin ningún convenio el Ayuntamiento no puede invertir ni un euro para hacer ninguna de las tareas necesarias para poder autorizar», añadió Llodrà.

La falta de planificación urbanística imposibilita que, ante esta situación, el Ayuntamiento de Manacor cuente actualmente con una alternativa en cuanto a la ubicación del Punto verde, ya que esta instalación no consta en el Plan General. «Aunque no hubiera habido denuncias, este Punto Verde no debería haber funcionado como lo ha hecho en los últimos once años porque no está hecho a la altura de zonas como Porto Cristo o S’Illot», explicó Llodrà. Los expedientes se abrieron en la primavera de 2021, pero el departamento de Medio Ambiente ya había requerido soluciones desde hacía un año. En primer lugar, se explora el escenario de regular la situación mediante un convenio con la propiedad de los terrenos donde se ubica, pero las conversaciones no fructificaron. Se solicitó al departamento de Urbanismo que buscas ubicaciones alternativas. Actualmente se trabaja en esta línea: encontrar una parcela de entre 2.000 y 3.000 metros cuadrados que pueda acoger el servicio con todas las condiciones adecuadas y necesarias para poder ser autorizado por parte de la Consejería de Medio Ambiente. La antigua ubicación de la plaza del Sol y de la Luna se descarta dadas las condiciones de zona de recreo, infantil y residencial y las molestias que los camiones de gran tonelaje podrían causar a los vecinos.

Ante esta situación, el departamento de Medio Ambiente ha preparado una batería de soluciones para continuar prestando el servicio a los ciudadanos a partir del 1 de noviembre y que se basan en cuatro ejes. En primer lugar, ya se está trabajando para restituir la zona a su estado previo, eliminar escombros y el material que quedaba. Por otra parte, también se potenciará el servicio de recogida de voluminosos a domicilio, un servicio que ya funciona seis días a la semana. En tercer lugar, se prevé aumentar la presencia de la recogida móvil en la zona costera, ampliando el servicio en Porto Cristo. Finalmente, se incrementará la vigilancia y la limpieza en la zona, con los servicios municipales de limpieza y con la Policía Local. Asimismo, estas semanas previas al cierre habrá reuniones informativas con los vecinos de Porto Cristo y de S’Illot para trasladarlos todas estas novedades. Llodrà considera que «la respuesta que damos soluciona el problema al gran espesor de ciudadanos de la zona costera».

Los delegados de Medio Ambiente y Zona Costera, Sebastián Llodrà y Sebastián Nadal, se han reunido este lunes con todas las fuerzas políticas, para trasladarles la decisión, que «comprenden y se hacen cargo de la situación porque heredamos la nula planificación en cuanto a residuos dentro Porto Cristo ». Por su parte, el delegado de la Zona costera, Sebastián Nadal, ha asegurado que «todos tenemos muy claro que tanto en Porto cristo como S’Illot debe haber un Punto verde, pero debe ser una instalación que reúna todas las condiciones para poder ser autorizado por parte de la Consejería de Medio Ambiente. Somos conscientes de que hay que ser, pero no a cualquier precio ni de cualquier manera porque de hacerlo sólo haríamos crecer más este monstruo ».

El Punto verde de Porto Cristo se había convertido en punto de atracción de ciudadanos de otros municipios y de escombros de obra ilegal. Tanto es así que la zona de influencia de la instalación representa el 20% de la población del municipio, aunque la factura de escombros supone el 50% de lo que paga el Punto verde de Manacor, lo que demuestra que lo que se recoge de escombros está sobredimensionado. Los últimos tiempos ya se había limitado el acceso a los ciudadanos del municipio y la decisión de cerrar también se trasladará a los Ayuntamientos de la zona.

«Al 95% de la gente que lo hace bien y que cumple, las soluciones que planteamos son efectivas: recogida domiciliaria y recogida móvil. Pero no renunciamos a un Punto verde como se merece la zona, y en eso trabajamos. Somos ambientalmente contundentes y buscamos una ubicación definitiva donde el tratamiento de residuos pueda ser el idóneo », concluyó Llodrà.

Compartir noticia en redes sociales?
Facebook Twitter
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Últimas noticias

Comentarios