lunes, septiembre 27, 2021
spot_imgspot_img
InicioPORTADAImpacto psicológico del confinamiento en los adolescentes. Gestión y consecuencias

Impacto psicológico del confinamiento en los adolescentes. Gestión y consecuencias

 

Un segundo confinamiento podría ahondar peligrosamente a los centennials en este aislamiento social, que ya llevan intrínseco, perjudicando al proceso evolutivo 

Los patrones humanos estudiados nos llevan a pensar que nos enfrentaremos a una “cuarta ola” de trastornos en salud mental

 

Los adolescentes, debido a la normativa anti Covid que se ha ido implementando en los últimos meses, se han adaptado a circunstancias completamente nuevas, han aprendido a lavarse las manos como cirujanos, a llevar mascarilla y a resistir las ganas de abrazar a sus abuelos. Vivieron confinados durante meses, perdiendo buena parte de la sociabilidad y de la vida compartida con sus compañeros. Sin olvidar que la mayoría de las actividades propias de la adolescencia contrastan con las reglas que dicta la nueva normalidad: primeros besos, abrazos, comer del mismo plato, contarse secretos a un milímetro de distancia, fiestas en discotecas…

Está claro que repensar la adolescencia no es posible, y los adolescentes tienen derecho a serlo. Por esta razón, lo único que se puede hacer es encontrar formas útiles de salvaguardar la socialización, la creatividad y la imaginación. No hay que olvidar que los ‘Centennials’ son bastante solitarios, viven inmersos entre móviles, ordenadores y aplicaciones. Están enganchados a las redes sociales e influencers. Una gran parte de la Generación Z es totalmente tecnológica. De hecho, en muchos casos, la tecnología se puede considerar una extensión de su propia identidad y las redes sociales una forma de relacionarse con el mundo. Decidimos investigar sobre el tema juntos al Dr. Joan Ramón Soto de Mundopsicologos.com,​ quien explica cómo, desde los primeros años de vida, la socialización es la base del bienestar psicológico.

Cuáles son los errores del primer confinamiento cometidos sobre la generación Z  y qué hemos aprendido

«Tuvimos gran parsimonia durante la época estival y una excesiva permisividad en las relaciones sociales. Mucha playa, chiringuito y reuniones descontroladas, algo así como si el virus también estuviera de vacaciones. La gestión y el adolescentes-2desconocimiento sobre cómo actúa el virus en esta franja de edad (mayoritariamente asintomáticos) han llevado a la comunidad de científicos a tomar otro tipo de decisiones sobre ellos para no repetir la debacle de la primera ola.» explica el dr. Joan Ramón Soto. «Algunas personas han aprendido mucho, sobre todo los que han vivido el Covid de cerca. Otros, aquellos que no tuvieron muy claro lo que estaba pasando y en algunas situaciones se relajaban y en pocos casos se infectaron no han aprendido casi nada y ahora estamos pagando el precio del descontrol.»

De qué manera podría influir un segundo confinamiento en los más jóvenes

«La pandemia afecta a los más jóvenes para cortar el proceso de socialización, es una interrupción que les afecta directamente en su mundo interior así como en la reducción de los estímulos exteriores para incrementar la relación digital, y la aparición de patologías oculares por el impacto visual de las pantallas y problemas de falta de atención por los inputs visuales, auditivos y cinestésicos de la información recibida en las redes y también físicas – por el escaso o nulo movimiento del cuerpo – y alimenticias. Un segundo  confinamiento podría ahondar peligrosamente en este aislamiento social (que ya llevan intrínseco) perjudicando al proceso evolutivo y favoreciendo, con ello, la depresión o apatía, miedo a salir a la calle, sentimiento de incomprensión, aumento de peso u obesidad debido a un aumento de la vida sedentaria…»

Pensar en los demás para mejorar nosotros:  una información que está filtrando lenta pero profundamente

«Los centennials, aún siendo muy poco susceptibles al desarrollo del Covid, llevan meses sin salir de casa con total libertad, sin poder disfrutar de sus amigos y poder desarrollar los mecanismos de socialización tan necesarios. También es cierto que la pandemia genera alertas que derivan en una mayor observación de los hechos y la toma de conciencia de situaciones cotidianas que antes de la pandemia no le ponían el acento o una mirada más social. Estamos ante un nuevo fenómeno transformacional de las personas, estamos más alerta, los sentidos se agudizan y tenemos mayor control sobre las cosas, como pensar en los demás para también mejorar nosotros es una información que está filtrando lenta pero profundamente.»

adolescentesLa didáctica a distancia. Cuáles son los límites a nivel de aprendizaje y desarrollo

«En esta situación mundial, la juventud necesita adaptabilidad, resistencia y concienciación de la situación y unos valores esenciales para enfrentarse de manera más efectiva a esta pandemia. La desigualdad en la enseñanza a distancia entre alumnos de distintos centros está provocando diferencias en las aplicaciones curriculares, dificultad de conexión emocional entre alumnos y profesores, autocorrección de ejercicios… Prueba de ello es que en el pasado curso 2019/2020 se decidió por parte del departamento correspondiente dar un “curso aprobado” a prácticamente todos los alumnos matriculados no correspondiéndole con el aprendizaje real y maduración de las asignaturas propiamente dichas esperadas para el curso.»

¿Podemos prever que la generación Z tendrá secuelas provocadas por esta experiencia? 

«Dado que no ha pasado suficiente tiempo para ver las consecuencias reales, cualquier diagnóstico precoz sería hacer futurología pero los patrones humanos estudiados nos llevan a pensar que nos enfrentaremos a una “cuarta ola” de trastornos en salud mental.

Hipotéticamente, ¿qué tipo de adultos serán?

Posiblemente​ estamos hablando de adultos afectados por una situación reducida a las mínimas relaciones, limitaciones y carencias de recursos adaptativos ante situaciones relacionales y emocionales Si miramos el futuro a corto o medio plazo, los valores más importantes que buscarán los empresarios en sus futuros empleados serán la comunicación, colaboración y creatividad, además de la inteligencia emocional, la empatía y la colaboración grupal para poder trabajar entre grupos varios debido a la falta de profesionales con dichos características producto de la pandemia.»

Compartir noticia en redes sociales?

Facebook Twitter

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Publicidadspot_img
spot_img

Últimas noticias

Comentarios

Compartir noticia en redes sociales?
Facebook Twitter